kath: bienne

Cuestion religiosa

Ampliación y equipamiento del colegio rural San Pablo Apóstol para niños y niñas sin recursos en Pueblo Nuevo, Nicaragua

En Nicaragua ha sido una práctica habitual que los niños sean utilizados a temprana edad como mano de obra familiar y asegurar la producción agrícola para el autoconsumo a modo de supervivencia, porque las familias con menos recursos carecen de la posibilidad de contratar mano de obra externa.Es por ello, que el absentismo es frecuente en los colegios.

En este sentido, vemos que la tasa de escolarización neta en enseñanza primaria es muy baja, siendo esta del 33% en hombres y del 32% en mujeres.

En educación secundaria, la tasa de escolarización no da mejores datos, al contrario, ya que baja hasta el 24% para hombres y el 13% para mujeres (Informe sobre el estado mundial de la Infancia para el 2015, Unicef).

 

 

En total se calcula que entre 400 y 500 mil niños y jóvenes de 3 a 18 años (equivalente a 21,21% de la población) se encuentran aún fuera del sistema de educación básica y media (año 2015).

En el área de Pueblo Nuevo, la cantidad de niños y niñas menores de 14 años que trabaja es especialmente elevado, en concreto del 13% y el 7% del área urbana y rural respectivamente, algo a lo que se une un claro déficit a nivel educativo, debido a que no hay suficientes escuelas en condiciones óptimas.

Gracias al apoyo, entre otros colaboradores, de la Misión de Lengua Española de Biel, se han podido construir 3 amplias aulas para pre-escolar, primaria y secundaria, una biblioteca completa, una cancha deportiva, un aula de ordenadores, instalaciones sanitarias diferenciadas por sexos, y se ha podido proveer al centro de agua potable, materiales de enseñanza, equipos completos, tecnología para las aulas y nuevo personal docente cualificado.

En total, gracias a este proyecto se va a promocionar una educación inclusiva e integral, de calidad y en igualdad de condiciones de la que se beneficiarán no solo los 376 alumnos y alumnas del colegio y sus 20 docentes, sino también los más de 23.000 habitantes del municipio de Pueblo Nuevo.

Este colegio es garantía de futuro y de mejora en la calidad de vida de cientos de niños, niñas y de sus familias. Gracias a los amigos y amigas solidarios de la Misión de Lengua Española de Biel que con su apoyo y solidaridad han conseguido hacer este sueño realidad. A todos y todas, "GRACIAS".